¿Por qué las personas evitan correr con sus parejas?

en

Posiblemente inicies la cruzada con tu pareja de querer correr juntos, ya que ambos aspiran cuidar de su salud y condición física; pero con el tiempo pueda que se generen roces y diferencias, e incluso competencia entre las parejas.

Estas diferencias también surgen cuando uno de los integrantes de la pareja tiene la condición física adquirida para correr en maratones y competencias, mientras que el otro tiene una vida, digamos, más sedentaria.

Y lo que es curioso, pueda que estos matrimonios no tengan la clara tendencia a la confrontación, pero basta que corran juntos y es cuando surgen los problemas, aun teniendo años de feliz unión.

Parejas que no corren felices

Este tipo de vicisitudes puede generarse de manera inocente, ya que las tareas del día a día, el trabajo, y otros elementos hacen olvidar las múltiples diferencias que se pueden generar producto de correr juntos.

Las discusiones entre las parejas que corren juntas pueden repetirse por mucho tiempo, hasta que los integrantes de ésta entienden que no pueden realizar este tipo de actividades; con frecuencia las peleas surgen de forma inaudita y descabellada.

El profesor Joan Doubt, experto en motivación deportiva de la Universidad de Birmingham ha estudiado detenidamente este tipo de problemas y afirma que las parejas no deben tomar a la ligera la decisión de correr juntos.

Doubt señala que quienes más padecen en este tipo de discusiones son los miembros que son menos aptos físicamente para correr, y no necesitan que su pareja les haga hincapié en lo débiles que son por medio de alguna conducta competitiva.

La solución del problema

El compañero de correr que sea más fuerte, debe promover de manera consciente que su pareja se sienta competente y cuente con una sensación de autosuficiencia; debe apoyar a su pareja de modo que ésta no tenga prejuicios de ningún tipo.

Joan Doubt afirma de manera categórica que, una pareja que conozca los principios básicos sobre cómo correr juntos no debería tener problemas al realizar actividades deportivas, ya que incluso ha visto como matrimonios han llegado a su fin por esta causa.

Correr no tiene que ser una razón de pelea en los matrimonios, sino más bien el lazo que una y refuerce una relación a través de los años.

¿La seguridad se puede garantizar corriendo juntos en lugar de a solas?

Hemos visto como algunas personas han atravesado robos, violaciones e incluso secuestros cuando se encuentran corriendo solas, por lo que las advertencias más frecuentes son las de mejor correr en grupo que a solas.

Y por supuesto, solicitamos a nuestro ser amado que nos acompañe a correr ya que eso de alguna manera garantiza la seguridad y la protección, sobre todo para mujeres.

En todo caso, si correr acompañado de tu pareja es problema, no dudes en acudir a la ayuda de las terapias, o bien corre en compañía de amigos que se encuentren en la misma condición que tú estás, seas el fuerte o el débil de la relación; pero no corras a solas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *